Achille Castiglioni

El centenario de un icono del diseño contemporáneo.

El Arquitecto y diseñador Achille Castiglioni nació en Milán el 16 de febrero de 1918 y murió el 2 de diciembre de 2002 a las 84 años en la misma ciudad que lo vio nacer. Este año se ha celebrado los 100 años de su nacimiento.

Su padre era el famoso escultor Giannino Castiglioni y son tres hermanos, Pier Giacomo, Livio y Achille. En el año 1944 se graduó como arquitecto en la Universidad Politécnica de Milán y en ese momento comienza su trayectoria profesional que le hará consagrarse como uno de los principales exponentes del nuevo diseño italiano. Sus inicios en el mundo del diseño y de la arquitectura los hizo de la mano de sus hermanos Livio y Pier Giacomo, experiencia que le sirvió para probar nuevas formas en el diseño industrial.

Recuerdo que durante la Feria del Mueble de Milán del año 2006, hicimos una visita que ya se ha convertido en peregrinación al Palazzo della Triennale para ver con qué nos sorprendían.

Vimos una exposición de la marca de gafas Persol que desde entonces estoy perdidamente enamorado y con la entrada nos ofrecieron un pase para ver el Estudio-Museo de Achille Castiglioni que lo habían inaugurado ese mismo año. Tras su muerte en 2002, un acuerdo entre los herederos de Castiglioni y la Trienal, permitió que el Estudio Museo Achille Castiglioni se abriera al público y se pudieran realizar visitas guiadas la cual la hicimos encantados.

En los jardines de la Triennale vimos la reconstrucción del interior del Cabanon que Le Corbusier diseñó y construyó para sus vacaciones en Cap Martin en 1952, un cobertizo sin pompa aparente, pero que es un raro ejemplo de la microarquitectura, lleno de significado.

Comiendo en el restaurante de la Triennale (ahora renovado y magnífico como siempre) vimos que el Estudio de Castiglioni, en la Piazza Castello 27, estaba a escasos 5 minutos andando, resultando un paseo muy agradable ya que transcurre por el Parque Sempione con sus majestuosos castaños y tienes al lado el Castillo Sforzesco, ambos lugares imprescindibles en una visita a la bella ciudad de Milán.

Visita al Estudio-Museo de Achille Castiglioni.

Ya en el Estudio de Achille Castiglioni nos reciben y vamos directamente a la primera de las 4 salas que forman el estudio: el taller o bottega.

Sin pensar y antes de que comenzaran a explicarnos las maquetas de los proyectos, organizados en estanterías que cubren totalmente las paredes, te sientes afortunado de poder visitar uno de los lugares donde nacieron los clásicos del diseño italiano y universal.

Cuando comienzan a contar con la pasión que una persona puede llegar a ponerle a sus creaciones entiendes un poquito más que es esto del diseño.

Nos enseñan los planos de sus proyectos de iluminación desde la Lampadina, Taccia, Luminator, Parentesi o la súper conocida Lámpara Arco por nombrar algunas, todas ellas producidas por Flos una de las mejores marcas de iluminación del mundo.

En muebles los caballetes Leonardo, el taburete Sella, asiento que diseñó para colocarlo al lado del teléfono, obviamente para los teléfonos que antiguamente se colocaban en la pared, deliberadamente incomodo para desalentar largas conversaciones, Mezzadro construido con el asiento de un tractor, Allunaggio, o el radiofonógrafo Brionvega RR126 que tiene un encanto increíble capaz de conquistar a cualquiera, jóvenes y mayores, grandes artistas y gente común. El mismísimo David Bowie tenía uno.

Achille Castiglioni decía que “Cualquier material, si se trabaja bien, se vuelve precioso” y para convertirse en un buen diseñador hay que tener curiosidad, si no te importan los demás, lo que hacen y cómo funcionan las cosas, entonces no desees ser diseñador. Un buen proyecto no surge de la ambición de dejar huella, sino del deseo de establecer un intercambio, incluso pequeño, con la persona desconocida que usará el objeto que has diseñado, liberándose de la obsesión de los estándares de “tendencia”, “tipo”, “premio” o “éxito”.

Como anécdota nos contaron que siendo estudiante en el Politécnico de Milán, la maqueta que presentó de construcción de una arquitectura fascista para un examen universitario, la hizo con queso. Se arriesgó a ser expulsado pero fue ascendido. Hoy todavía se puedes ver ya que lo selló en un estuche al vacío.

El estudio Castiglioni fue uno de los más fructíferos e importantes de su tiempo. Tiene 290 proyectos de producción industrial, 480 de instalación, 191 de arquitectura, pero sobre todo recibió 8 Compasso d’Oro, así como 16 menciones y 1 Compasso d’Oro por su carrera, además de los numerosos premios internacionales que ha logrado.

Para celebrar el centenario, se ha hecho una exposición como homenaje en su estudio, ahora sede de la Fundación Achille Castiglioni : 100 × 100 Achilles.

Durante la Feria del Mueble de Milán de este año también hubo diferentes reconocimientos a su trayectoria profesional. En la tienda de Flos en Corso Monforte, nos hicimos esta foto tan divertida con Castiglioni y su famosísima lámpara Arco.

La Triennale dedicará una impresionante retrospectiva de Achille Castiglioni, comisionada por Patricia Urquiola, su antigua alumna y ayudante. Será una revisión completa de su trabajo, que examinará todos sus logros, desde los arquitectónicos, a los objetos de diseño, los proyectos de instalaciones, exposiciones.

Comparte éste artículo
Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu bandeja de correo nuestras últimas novedades y tendencias en diseńo de interiores

Puede darse de baja en cualquier momento. Para ello, consulte nuestra información de contacto en el aviso legal.